El Arsenal se cae | Fútbol | Deportes

La Navidad le sentó mal al Arsenal, que llegó a ella como líder y cerró la serie de tres partidos en fechas festivas con una derrota (2-1) en el campo del Fulham que le relega hasta la cuarta posición de la Premier y en riesgo de quedarse a cinco puntos del liderato. El fiasco agiganta las consecuencias del tropiezo de tres días antes contra el West Ham en el Emirates y agita la Premier más igualada en 22 años. Desde la Nochevieja de 2001 no se constreñía tanto la cabeza. Entonces Arsenal, Newcastle, Leeds, Liverpool y Manchester United se agrupaban en apenas tres puntos después de 20 jornadas. Ahora lo hacen Liverpool, Aston Villa, Manchester City, Arsenal y Tottenham, con la salvedad de que Liverpool y City tienen un partido por jugar. Los reds lo hacen en la noche de Año Nuevo contra el Newcastle, al que reciben en Anfield antes del parón liguero porque el campeonato se detiene para dejar paso el próximo fin de semana a la tercera ronda de la sacrosanta FA Cup. Ahí se cruzaran con el Arsenal, al que pueden dejar antes cinco puntos por detrás en la liga.

2

Leno, Castagne, Robinson, Calvin Ughelumba, Adarabioyo, Willian (Issa Diop, min. 79), Cairney (Reed, min. 92), Bobby Reid (Harry Wilson, min. 79), Alex Iwobi (Andreas Pereira, min. 71), João Palhinha y Raúl Jiménez

1

David Raya, Gabriel, Jakub Kiwior (Takehiro Tomiyasu, min. 45), William Saliba, Ben White (Gabriel Jesus, min. 67), Kai Havertz (Reiss Nelson, min. 76), Odegaard, Declan Rice, Bukayo Saka, Martinelli (Trossard, min. 67) y Eddie Nketiah

Goles 0-1 min. 4: Bukayo Saka. 1-1 min. 28: Raúl Jiménez. 2-1 min. 59: Bobby Reid.

Árbitro Josh Smith

Tarjetas amarillas Cairney (min. 65), Calvin Ughelumba (min. 77), William Saliba (min. 86), Raúl Jiménez (min. 92) y Leno (min. 95)

“Ha sido nuestro peor partido en lo que va de temporada”, resumió Mikel Arteta. “Nuestra mentalidad tiene que ser mejor. No hay espacio para equivocarte cuando estás en la cima. Las dos últimas derrotas son inaceptables”, valoró el centrocampista Declan Rice. Los gunners sufrieron a orillas del Támesis una dolorosa remontada. Marcar al inicio de un partido no siempre es la mejor de las noticias. El Arsenal lo hizo tras una rosca de Martinelli que repelió el meta Leno hacia los pies de Saka, que la empujó a la red. Pero el gol activó al Fulham y adocenó al Arsenal, superado por el entusiasmo de un rival empujado en la presión por Palinha y Cairney, sus dos trabajadores mediocentros. Por delante Willian e Iwobi, dos exjugadores del Arsenal, ejercieron de lanzadores del hiperactivo mexicano Raúl Jiménez. El Fulham controló el partido, lo manejó con pasión, pero también con fútbol e hizo sufrir a su rival, que padeció especialmente por los costados, donde White y Kiwior, dos futbolistas con ADN de central, lucieron superados.

A la media hora ya había empatado el Fulham al culminar Jiménez una contra trenzada desde la intensidad defensiva para que el zaguero Bassey acudiese a rascar hasta la medular. Apenas hubo reacción del Arsenal, que trató de taparse en el descanso supliendo a Kiwior por Tomiyasu, pero ni así dejó de ser zarandeado. Una meleé tras saque de esquina la resolvió Bobby Decordova con un remate a bocajarro y ya en desventaja el Arsenal se vio en un lío de difícil resolución mientras el cielo se abría para que cayese un chaparrón y el Fulham se juntaba ante su área para tapar espacios. El plan del Arsenal consistió básicamente en buscar a Saka para que generase opciones desde el flanco derecho. Y se reactiva el debate sobre si el equipo precisa un delantero de clase mundial que esté a la altura de lo que genera. Ante el Fulham ni Nketiah, que fue titular, ni Gabriel Jesus, que dispuso de casi media hora, ofrecieron soluciones en el área. Ningún futbolista del Arsenal figura entre los 15 mejores goleadores del campeonato. Saka, un extremo, es el máximo realizador del equipo y festejó en Craven Cottage su sexta diana. Nketiah lleva cinco, Gabriel Jesus suma tres.

El Fulham pudo sentenciar antes del final. Andreas Pereira envió un libre directo al larguero. Antes fue David Raya el que le negó el gol a Cairney. En las tres últimas jornadas el Arsenal solo ha sumado un punto. Sólo ganó un partido de los cinco últimos que ha disputado y cae hasta la cuarta plaza, un punto por encima del Tottenham, que frenó (3-1) la extraordinaria racha del Bournemouth, que llegó al norte de Londres como el mejor equipo de la Premier en las últimas ocho jornadas.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.