El límite salarial del Barcelona sigue bajando: 66 millones de euros menos que el verano pasado | Fútbol | Deportes

En septiembre de 2023 el Real Madrid estaba cerca de triplicar el límite de masa salarial del FC Barcelona. Ahora, tras la última publicación de LaLiga este martes de los Límites de Coste de Plantilla Deportiva (LCPD) de los 20 equipos de Primera División y los 22 de Segunda después del mercado invernal, ya es una realidad. La salud financiera del Barcelona sigue empeorando: el límite salarial del Barça baja 66 millones más respecto al inicio de temporada el pasado septiembre de 2023, pasando de 270 millones de euros a 204 (un 25% menos). Mientras que la realidad en el club blanco es opuesta: líderes de la tabla del LCPD y de LaLiga, el Real Madrid contará con 727 millones, una cifra que se mantiene igual desde inicio de curso. Una diferencia entre ambos clubes que permitiría al club de Florentino Pérez gastar 523 millones más que el Barcelona.

Aunque el fair-play del club azulgrana sigue excedido —por encima de los 400 millones de euros—, según reconoció Javier Tebas, presidente de LaLiga. “Me preocupa. Pero no me preocupa porque sé que el club tiene mecanismos que le permitirán salir del estado en el que se encuentra. Tendrá que adaptarse y ver cuáles son las mejores opciones para encontrar el camino y solucionar el problema”, aseguró Tebas en una reciente entrevista al medio portugués A Bola. Y añadió: “El Barcelona siempre ha tenido la costumbre de ir al máximo del límite salarial impuesto por LaLiga. Llegó la pandemia, los ingresos bajaron drásticamente, lo que no pasó con los salarios, y los contratos eran por varios años por el tema de las amortizaciones. La consecuencia fue que los cargos no se adaptaron a la reducción de ingresos”.

Un sube y baja del límite salarial presente en las últimas temporadas del FC Barcelona. En febrero de 2022, el club llegó a tener un margen salarial negativo de -144 millones de euros, y en septiembre del mismo año creció más de 800 millones hasta los 656 y en febrero de 2023 llegó a los 648. Un aumento fruto de la venta del 25% de los derechos de televisión y el 49% de Barça Studios, operaciones catalogadas como “palancas financieras” del presidente Joan Laporta. Actuaciones que este año no han funcionado: Líbero Football Finances, fondo de inversión alemán, no ha pagado los 40 millones de euros acordados por la compra del 10% de Barça Vision antes del 31 de diciembre, tal y como estaba pactado. La disminución del LCPD significa, a su vez, que no se han podido reducir los gastos de jugadores, además de que se han tenido más gastos y menos ingresos de los pronosticados.

Un problema económico que traerá cola en lo deportivo: la capacidad para poder inscribir futbolistas sigue menguando. Como por ejemplo la situación de Vitor Roque que, inscrito temporalmente y ocupando el espacio salarial de la lesión de larga duración de Gavi, tendrá que repetir el proceso a partir del 1 de julio. Todo tres años después del incrustado adiós de Leo Messi del club azulgrana. “Tenemos una institución que está por encima de todos, incluso del mejor jugador del mundo”, subrayó entonces Laporta, achacando su marcha del club al margen salarial excedido. Pero la situación, desde entonces, no ha cambiado.

El Barcelona no es siquiera el segundo —ocupa el tercer lugar— en la tabla de LCPD: el Atlético de Madrid pasa de los 296 millones que registraba en el mercado de verano a los 303. Mientras, el Girona, segundo en LaLiga, ha aumentado ligeramente su colchón: ha pasado de 51,97 millones a 52,17. Por debajo aún continúan el Cádiz, el Alavés, el Rayo Vallecano, Las Palmas y el Getafe. Mientras, en el Barcelona, el problema sigue pivotando entre tener un proyecto deportivo prometedor y sanear las arcas del club.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.