El ‘nueve’ Llorente y Correa lideran la manita del Atlético a Las Palmas | Fútbol | Deportes

Sumido en un bache antes de visitar el martes al Inter de Milán, el Atlético necesitaba por igual el resultado, dosificarse y reinventarse ante Las Palmas. Simeone hizo pleno. Su equipo endosó una manita, no necesitó un gramo de Griezmann, De Paul y Witsel echaron un rato en el segundo tiempo con vistas a la cita de San Siro y le salió redonda su apuesta por Marcos Llorente y Correa como pareja de ataque, autores de dos goles cada uno. Entre la novedosa dupla atacante liquidaron el duelo antes de la primera media hora. Donde Correa puso una marcha de más para ratonear y agobiar la atrevida salida de la pelota de Las Palmas, Llorente se erigió como un nueve de calibre equilibrado y certero. Dos ocasiones y dos goles fueron su carta de presentación en menos de un cuarto de hora y puede que también el espaldarazo a su oposición a formar con Griezmann ante el Inter.

5

Oblak, Giménez (Witsel, min. 63), Nahuel Molina, Samuel Lino (Rodrigo Riquelme, min. 63), Reinildo Mandava, Savic, Pablo Barrios Rivas (Arthur Vermeeren, min. 71), Koke (De Paul, min. 63), Saúl, Correa y Marcos Llorente (Depay, min. 62)

0

Álvaro Vallés, Álex Suárez (Julian Araujo, min. 57), Saul Coco, Sergi Cardona (Daley Sinkgraven, min. 74), Mika Mármol, Javi Muñoz, Maximo Perrone (Alberto Moleiro, min. 57), Munir (Pejiño, min. 80), Kirian Rodríguez, Marvin Olawale Akinlabi Park y Sandro (Marc Cardona, min. 57)

Goles 1-0 min. 15: Marcos Llorente. 2-0 min. 20: Marcos Llorente. 3-0 min. 46: Correa. 4-0 min. 61: Correa. 5-0 min. 87: Depay.

Árbitro Jorge Figueroa Vázquez

Tarjetas amarillas Maximo Perrone (min. 3), Nahuel Molina (min. 27) y Saúl (min. 32)

Con Morata lesionado y dadas las bajas revoluciones de Memphis para un duelo que se presume de alto voltaje, Simeone ha vuelto a tirar de las piernas, los pulmones y la relación con el gol de Llorente. Parece buscar energía Simeone en estos momentos de zozobra, con la Liga perdida, la Copa complicada y un enemigo rompedor en la Champions que gobierna la Serie A con autoridad. Llorente apunta de nuevo a ser su hombre ante un duelo de tanta exigencia. Memphis hizo el quinto en el tramo final para también defender sus opciones en Milán.

Ni necesitó ni quiso el balón en Atlético para desvencijar a Las Palmas. El equipo de García Pimienta se desplegó tan bonito de ver como siempre. Con Perrone y Kirian al toque fácil y fino. La pelota al pie y esa cadencia de pases que tanto mareó al Atlético en el encuentro de la primera vuelta. Antes de doblar la rodilla, de ese fútbol sedoso brotó un zapatazo escorado de Javi Muñoz que astilló la escuadra derecha de Oblak. Sucedió que Simeone pretendió que el partido se dirimiera en los 30 metros en los que Las Palmas pone en marcha su cadena de pases. Correa tenía el colmillo y el instinto afilado y amenazó a Valles con una vaselina tras una mala cesión de Kirian. Virguero como estaba, una dejada de tacón del argentino en el área la convirtieron en un balón muerto para Llorente entre Perroney Sergi Cardona. Ávido y preciso, ejecutó a Valles el nueve reinventado por Simeone.

El fundamentalismo de salir jugando desde atrás llevó a Las Palmas a otra encerrona. Esta vez en los pies de Coco. Este se vio a un par de metros del área con la pelota enredada entre sus piernas y con la sombra rapiñadora de Correa atosigando. Rebañó la pelota el diez rojiblanco y se la entregó a Llorente para que marcara a placer.

Resuelto el duelo, el Atlético dejó hacer a Las Palmas, que tocó más que amenazó. Ni Munir, ni Sandro ni Marvin pudieron conectarse al juego en las inmediaciones de Oblak. No tuvo sobresaltos el equipo de Simeone. Si acaso, que de ese dominio ficticio encajara un gol que le pusiera en alerta. No lo permitieron los rojiblancos, que volvieron a ajusticiar a Valles en el arranque del segundo tiempo. Correa enganchó de volea en el punto de penalti un globo de Koke con la cabeza. Rotundo el remate, contundente la exhibición pegadora del argentino. Flácida la defensa de Las Palmas, descosida y superada demasiadas veces por el ingenio de Correa. Este volvió a enredar a la defensa canaria con una maniobra que dejó a Lino listo para ejecutar a Valles. Tras previa revisión del VAR, el colegiado decretó que el brasileño fue trabado por Marvin. Correa no desaprovechó la ocasión para firmar su doblete. También opositó a una plaza en el once San Siro, pero la historia dice que a Correa no le garantizan la titularidad sus grandes actuaciones.

Puedes seguir a EL PAÍS Deportes en Facebook y X, o apuntarte aquí para recibir nuestra newsletter semanal.